viernes, 17 de enero de 2014

Palabras de otros: Mario Benedetti

De modo que, perdida la esperanza de creerme inteligente o apasionado, me queda la menos presuntuosa de saberme sincero. Para saberme sincero he empezado estas notas, en las que castigo mi mediocridad con mi propio y objetivo testimonio.
(Mario Benedetti, Quién de nosotros, 1953)

1 comentario: